La diabetes puede favorecer la aparición de la atrofia muscular.

La elevación de los niveles de azúcar en la sangre conduce a la atrofia muscular y dos proteínas, WWP1 y KLF15, desempeñan un papel clave en este fenómeno.

Aquí os dejo algo más de información.

Axarquía Salud