Esta es una entrada un pelín peliaguda.

Es verdad que cuando tenemos a un niño con vómitos (por ejemplo por una gastroenteritis) y encima padece de diabetes, la glucemia es difícil de manejar.

La idea de administrar minidosis de glucagón me parece buena, pero con cuidado y buen control casi que horario. Pero el caso es que no se suele recomendar esta opción. Habrá que hablarlo previamente con vuestro médico.

 

Axarquía Salud