El creciente déficit de una vitamina clave preocupa y ocupa a médicos e investigadores.La falta de esta vitamina en nuestros organismos es algo más que un mito. Es una autentica realidad.

Lo importante de esta noticia es hacer ver la necesidad que tenemos todos de esta vitamina en nuestro organismo, ya que su falta está relacionada con multitud de procesos patológicos, y su tratamiento farmacológico actualmente es muy sencillo. Pero si nos vamos al tratamiento sin que haya fármacos de por medio, una buena dosis de sol (a determinadas horas y con protección) o un buen plato de sardinas, nos pueden ayudar a subir los niveles de Vitamina D.

Axarquía Salud