Una anomalía genética abre un nuevo camino para tratar la diabetes.

Este hallazgo parte de una investigación conjunta de la UAM y el Instituto Karolinska.

Aquí os dejo más información.

Axarquía Salud