Una patología respiratoria extremadamente incapacitante. 

Por ahora el único tratamiento aceptado es el trasplante de pulmón. Pero para llegar a ese paso el paciente suele tener una muy mala calidad de vida, y el hecho del trasplante es un proceso que suele durar años.

Una noticia como esta abre nuevas esperanzas.

Axarquía Salud