Un tratamiento con insulina no es pinchar y ya está.

Hay que ajustar las dosis. Saber adaptarse.

Se resume perfectamente con la expresión «traje a medida«.

 

Axarquía Salud