Hay muchos pacientes con diabetes e hipertensión. Dos asesinos silenciosos.

Al final todo de resume en vida saludable. En cuanto a la hipertensión, parece (o podría parecer) algo banal. Nada más lejos de la realidad.

Es tan peligrosa o más como la propia diabetes.

Un consejo. Controlad vuestra tensión arterial y acudid a vuestro médico de cabecera si hay algo que no vaya bien.

Axarquía Salud