El tema es saber que app usar con tranquilidad. 

Lo hablamos siempre. Las apps para la salud pueden (y habitualmente lo son) ser útiles para el control de nuestras enfermedades. Pero en ocasiones, carecen de rigor científico, y de un control de la información, pudiendo ser que nuestros datos (que hayamos introducido en la app) terminen siendo comprados por cualquier empresa para vallase usted a saber.

Aquí os dejo algo de información. 

Axarquía Salud