Un juego muy ameno, para que los peques de la casa, se conviertan en médicos, atendiendo no solo a pacientes con diabetes, sino a un grupo de patologías donde la diabetes es una más.

Es entretenido para pasar la mañana del domingo.

 

Axarquía Salud