Existe un aforismo en medicina que dice que no hay enfermedades sino enfermos. Totalmente cierto. Y de ahí la necesidad de individualizar el tratamiento de los pacientes. En nuestro caso de los pacientes con diabetes.

Gracias a todo el arsenal terapéutico del que disponemos actualmente, el tratamiento de las personas con diabetes, es complejo. Sobre todo por las muchas posibilidades de las que disponemos, y de la gran variedad de matices de los pacientes. Y digo matices, porque en numerosas ocasiones, el decidir poner un tratamiento u otro se basa en pequeños detalles.

De ahí la necesidad de unidades médicas preparadas para el tratamiento de los pacientes con diabetes.

Axarquía Salud