Las aplicaciones móviles permiten al usuario estar más seguro en lugares donde no hay cerca un profesional sanitario que pueda atenderle ante cualquier incidente.

El verano y las altas temperaturas animan a acudir a la playa o a la piscina para aliviar el calor. Normalmente, la mayoría de los espacios de baño públicos deben contar con profesionales aptos para atender a los usuarios ante cualquier problema de salud. La realidad es que existen muchos de estos espacios donde no hay socorristas o personal médico y de enfermería apropiados para atender a los bañistas en el caso de que suceda algún incidente.

Aquí os dejo algo más de información. 

Axarquía Salud