Nuestros amigos los perros no son los únicos que pueden padecer de diabetes.

Los gatos también pueden sufrir de este enfermedad. Si es que no se libra nadie.

 

Axarquía Salud