Habéis puesto el ejemplo de niños pequeñines que necesitan de pinchazos en los dedos un montón de veces al día incluido a la noche.
Os dejo un enlace para que veáis un sensor de glucosa que hay que cambiar cada 14 días. Y no hace falta que levantéis a los enanos por la noche.

En contra decir que no lo subvenciona la Seguridad Social y que sale a unos 120 € al mes. Es el primero que ha salido al mercado con una muy aceptable fiabilidad. Incluso y a pesar del coste hay lista de espera para servirlo.

 

Axarquía Salud