Es un problema más habitual de lo que os podéis imaginar. 

La resistencia a la insulina. Además de ser un problema habitual es un problema que puede tener cierto tratamiento.

Los pacientes delgados son mucho más sensible a la insulina que los obesos.

Axarquía Salud