El centro estará atendido por un médico hispano-saharaui que se ha formado específicamente en diabetes en Salamanca.

Si vivir en un campo de refugiados debe ser duro, imaginad si a eso le añadimos padecer diabetes.

Cualquier tipo de proyecto de estas características es muy bien recibido.

Axarquía Salud