Claro que sí. Y en primavera, y en otoño e invierno. 

Si tienes diabetes, en verano puedes seguir comiendo lo mismo que el resto del año. Pero debes preocuparte de mantener los niveles de glucemia dentro de los parámetros marcados. Y esto se consigue calculando correctamente la dosis de insulina necesaria según los hidratos de carbono que contienen los alimentos.

Aquí os dejo algo más de información.

Axarquía Salud