Las complicaciones de una diabetes mal controlada pueden abarcar a multitud de órganos.

Lo más importante es un buen control glucémico. Si se que es difícil pero no imposible.

Axarquía Salud