Algunos alimentos para quitarnos el “hambre” totalmente sanos, y que siempre que no sean más de una ración no conlleva que nos pongamos dosis extra de insulina.

Frutos secos:  Las nueces, las almendras u otro tipo de frutos secos, son ideales para merendar. Son alimentos con una gran cantidad de calorías, así que tendremos que tomarlos en su justa medida. Se recomienda la cantidad que entre en una mano. Y no más si no queremos engordar.

Tortas de arroz:  Son bajas en carbohidratos, por lo que son una gran opción para los diabéticos. Si además le añadimos un poco de queso blanco fresco están muy buenas.

Galletas de fibra: Estas galletas son una muy buena merienda, y pueden disminuir el colesterol  y la presión arterial.

Requesón o queso cottage:  Es una variedad de queso fresco de consistencia cremosa y ligeramente granulada, que en muchas ocasiones suele ser catalogado como uno de los quesos más saludables. Las proteínas de este queso estabiliza el azúcar en la sangre y ayuda a frenar el hambre.

Palomitas:  La palomitas de maíz son una gran fuente de fibra. Mejor hacerlas en el microondas y sin sal ni aceite. Se puede espolvorear en una pequeña cantidad de ajo en polvo, pimienta o queso parmesano y disfrutar!

Frutas:  Las frutas son lo mejor para cualquier dieta saludable, ya que proporcionan fibra y otros nutrientes importantes. Para un diabético, sin embargo, es importante elegir una fruta baja en azúcar y mirar sus porciones. Una buena opción son las bayas o las manzanas.

Yogur griego con manzanas:  Este aperitivo a base de yogur griego sin grasa y con manzanas es una gran manera de disfrutar de algo dulce sin tener que preocuparse.

Verduras:  Picotear zanahorias, brócoli, pepinos o aguacates es una opción muy saludable para merendar. Tienen toneladas de nutrientes saludables que cualquier dieta saludable requiere.

Huevos:  Un huevo cocido duro es una gran opción para merendar; se mantendrá lleno hasta la próxima comida, gracias a sus proteínas! También se puede hacer puré con el huevo cocido y agregar una cucharadita de mayonesa baja en grasa.

Lechuga:  Envolver un poco de jamón cocido en una hoja de lechuga fresca crujiente. Se frena el hambre y consigues la energía que necesita para llegar a tu próxima comida.

Gelatina sin azúcar:  Comer algo dulce sin mucho riesgo! Tienen tan pocas calorías que no tendrá que preocuparte por la cantidad que comes, y lo convierte en un delicioso postre para después del almuerzo.

Axarquía Salud