Si este “páncreas” funciona, y parece que así es, los días de la diabetes tipo 1 tal y como la conocemos tiene los días contados.

En el pasado congreso de la EASD en Estocolmo se presentaron los avances del iLet.

A grosso modo es un infusor de insulina pero con un cartucho de glucagón incorporado. Es decir, que el solo detectará la glucemia, y decidirá si necesitamos insulina o glucagón. Y solo necesitaremos el infusor, un sensor y un smartphone.

Seguro que tiene algo más. No solo será ponérselo y ya.

Y lo mejor es que las previsiones son que estará en el mercado en el 2018.

Luego llegarán los costes, las indicaciones, las posibilidades de los sistemas de salud, los seguros….

Os dejo este enlace. Está en ingles.

cartridges_550x245slant_view_200x422

Axarquía Salud