Cada día que pasa estamos más globalizados. 

Y no solo en temas de política o economía. En cuanto a Salud, vamos camino del paciente 2.0. Es el paciente que está conectado con su médico de referencia desde casa y usando las nuevas tecnologías.

Como idea es totalmente valida. Pero una pequeña crítica. ¿Qué hacemos con el paciente que no tiene medios económicos para conseguir medicación? ¿Le ofrecemos una aplicación y un ordenador para que pueda conectarse con el médico que está en Boston?

Es una pequeña crítica. No me mal interpretéis.

 

Axarquía Salud