De vez en cuando no es malo volver a los orígenes.

Y que otro origen que el del tratamiento con insulina. La entrada es del 2016, pero creo que están todas las que hay actualemente.

No podemos olvidarnos de que es nuestro tratamiento diario, por lo que no podemos dejar de conocer sus virtudes y sus defectos. Que cada cual haga lo que le plazca, pero es cuestión de educación sanitaria. Y el que más se va a beneficiar soís vosotros.

Axarquía Salud