Recientemente se ha descubierto que un defecto genético común en las células beta puede ser la base de las dos formas de diabetes, tipo 1 y tipo 2, como se revela en un artículo sobre este trabajo publicado en ‘Nature Genetics’. A pesar de denominarse como una “enfermedad de estilo de vida”, la diabetes tiene una fuerte base genética.

Bien!!

Axarquía Salud