Hay unos niveles de glucosa normales. Hay que conocerlos. Pero hay más…

Hay que conocer nuestros niveles objetivo. No nos podemos volver locos e intentar llegar a “toda costa” a unos niveles de glucosa, los cuales podemos llegar a tener, pero en ocasiones con alto riesgo. Es un precio que hay que asumir.

Pero a lo que vamos. Hay que conocer los niveles adecuados de glucosa.

Axarquía Salud