El peligro de sobreproteger o de malcriar a nuestros dulces pequeños siempre está ahí. 

Además en cada época o edad las cosas cambian. No es lo mismo intentar involucrar a un niño de 6 años en su enfermedad, que hacerlo con uno de 10 años.

La psicóloga Inmaculada de la Mata, de la Asociación Valenciana de Diabetes, nos da algunas claves para implicar a nuestros hijos de edad entre los 4 y los 6, sin llegar a sobreproteger ni a malcriar.

 

Padres explicando un cuento a su hijo

Axarquía Salud