Una noticia ilusionante. 

Si es verdad su eficacia, podremos estar ante un fármaco que calme el dolor producido por el daño directo en los nervios. Una de las formas más habituales de daño es la neuropatía diabética. Una complicación que puede incapacitar al paciente.

Axarquía Salud