Del cannabis y de algunos condimentos como el clavo de olor se puede extraer una sustancia llamada beta-cariofileno, que con una sola dosis podría tener efecto múltiple contra la diabetes tipo 1 y sus secuelas, sin necesidad de varios fármacos y, por tanto, a menor costo para el paciente.

Investigadores y estudiantes de los centros universitarios de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) y de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), del Centro de Investigación Biomédica de Occidente, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y la Universidad de Berna, en Suiza, evalúan la molécula, que no es adictiva.

Aquí os dejo algo más de información. 

Axarquía Salud