Ojo. Estos productos están normalmente riquísimos. Pero un paciente con diabetes no puede abusar de estos alimentos. No llevan azúcar… vale, y qué. Llevan otros productos que nos pueden dar un mal rato glucémico.

Siempre podremos tomar lo que deseemos, pero con cabeza y ajustando por raciones.

Axarquía Salud