Cada día hay más evidencia de ello.

El estudio ofrece una conclusión concreta: los refrescos light  o “zero” aumentan el riesgo de diabetes mellitus tipo 2, sobrepeso y obesidad. ¿La razón? Sencilla: están elaborados a base de edulcorantes artificiales, sustancias que pueden hacer mucho daño a nuestro organismo.

Hay un vídeo por las redes donde alguien pone una gota de uno de estos refrescos en un glucómetro y el resultado está en torno a 260mg/dL o algo así. Y tras poner una gota de la misma marca pero del tipo “Zero”, el resultado es casi que de 0 mg/dL.

Sea como sea la verdad es que estos productos parecen ser los responsables en gran medida del gran aumento de pacientes con diabetes tipo 2 en muchos países entre ellos España.

Axarquía Salud