Los adolescentes que se saltan el desayuno pueden desarrollar obesidad.

La obesidad y la diabetes suelen ir de la mano.

Axarquía Salud