Las apps para pacientes con diabetes tipo I deben mejorar para cubrir sus necesidades.

El uso de aplicaciones móviles ha demostrado un efecto beneficioso en el control de la diabetes tipo I, que se pone de manifiesto en la mejora de parámetros como la bemoglobina glicosilada (HbA1c) o el ratio de medidas de glucemia (SMBG). Sin embargo, las app del mercado no disponen de las funcionalidades que se han asociado de dicha mejoría clínica.

Aquí os dejo algo más de información. 

Axarquía Salud