La glucosa elevada en el embarazo, aunque no sea diabetes gestacional, es perjudicial para la madre y el niño durante varios años.

Según un estudio que se publica en JAMA, financiado por el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de Estados Unidos.

Aquí os dejo algo más de información.

Axarquía Salud