Es una situación habitual en muchos embarazos. 

Hay varias posibilidades. O se es diabética y en ese caso hay que programar el embarazo, y llegar con unos controles casi que perfectos, o debutamos en el embarazo. En las dos situaciones se precisa de un control más que estricto. Si debutamos, puede, y digo puede, que no sea “culpa” de la mujer embarazada. Si ya sabemos de nuestra situación, hay que programar el embarazo.

De todas todas, hay que tener a un equipo sanitario que nos controle el embarazopara evitar futuras complicaciones. 

Axarquía Salud