La importancia de poner la insulina donde hay que ponerla es crucial. Nunca, y repito nunca, hay que inyectar a nivel intramuscular. ¿Porqué? Pues por que se corre el riesgo de hipoglucemias, de más dolor, de edemas, de enrojecimientos,…

La insulina es subcutánea. Y para ello son las agujas de 4 y 6 mm. Las de 8 mm valen, pero según los últimos estudios publicados, con las de 4 y 6 mm vamos sobrados.

Y por favor, no uséis las de 12 mm. Ni en personas con obesidad tienen hoy día indicación.

 

via-parenteral-15-638

Axarquía Salud