Producida por las alteraciones en los nervios, el tejido eréctil y los pequeños vasos sanguíneos en el pene.

Un correcto control glucémico retrasará o evitará su aparición.

Axarquía Salud