Ahora la cura viene de manos de una bacteria.

La verdad es que todas las semanas descubrimos una nueva cura para la diabetes, y casi siempre de forma más clara para la diabetes tipo 2.

En esta ocasión, el descubrimiento viene de una universidad belga. Y viene de la mano de una bacteria.

Algún día este tipo de noticias tendrán su plamación en una realidad a pie de calle.

Mientras se siga investigando, bien venido sea.

Axarquía Salud