En los últimos días me he revisado el tema, y me parece importante la detección temprana, sobretodo sabiendo que hay solución.

La detección temprana, ya sea por el pediatra o por reconocimientos deportivos, o incluso por la simple observación del paciente en su casa, es pilar básico en multitud de patologías, entre ellas la escoliosis.

Un reconocimiento a tiempo nos solventará muchas patologías, y no solo una deformidad de la espalda.

Axarquía Salud