Es verdad que el paciente con diabetes puede llegar a ser un poco mentirosete. Sobretodo cuando nos preguntan que como estamos.

Si el que nos pregunta es el médico de referencia puede que digamos alguna mentirijilla sobre la comida (comemos nada más que verdura y fruta), sobre el tratamiento (me pongo la insulina siempre y nunca jamas se me olvida), de los controles (todos los días me hago 5 o 6 autocontroles), las zonas de punción (nos rotamos los pinchazos todos los días), las hipoglucemias (nos damos cuenta siempre y siempre tomamos solo 15 gr de azucar), excesos (nunca nunca nunca me tomo un dulce), deporte (hago deporte todos los días por lo menos 2 horas al día) y otros detalles sin importancia.

Pero que esperaban!! Somos humanos y vivir con esta enfermedad todos los días es complicado.

Además de que son mentiras piadosas somos conscientes de que a quien más mentimos es a nosotros mismos.

Por lo tanto son mentiras perdonadas.

Axarquía Salud