Si además padecemos de diabetes, el daño puede ser mucho peor. 

Nuestra dieta tiene, o más bien debe ser equilibrada y debe de incluir todo tipo de alimentos. ¿Quien ha dicho que el paciente con diabetes no puede tomar azúcar?… eso era del siglo pasado. Ahora sabemos más y somos más inteligentes.
Solo tenemos que tener en cuenta los excesos y el tratamiento insulínico. En definitiva usar la cabeza siempre.

Aquí os dejo un mini artículo que nos explica algunas cosas.

Axarquía Salud