Los individuos con una dieta alta en grasas mostraron mayores signos de ansiedad y depresión.

Como todos, las personas con diabetes tipo 2 y obesidad sufren de depresión y ansiedad. Ahora, investigadores del Centro de Diabetes Joslin, en Boston, Massachussets, Estados Unidos, han demostrado una sorprendente contribución potencial a estos sentimientos negativos: las bacterias en el intestino o el microbioma intestinal, como se lo conoce.

Aquí os dejo algo más de información. 

Axarquía Salud