Hay trucos para no olvidarnos las pastillas!!

Una cosa es que nos olvidemos del tratamiento y otra muy distinta es que no queramos tomar el medicamento ya que “NO QUERAMOS ESTAR ENFERMOS A PESAR DE SABERNOS ENFERMOS”.

Un truco fácil de llevar a cabo. Poner las pastillas cerca de la taza de café, o de los cubiertos. Si el tratamiento es en desayuno, comida o cena. Veremos la pastilla cuando cojamos la taza, el vaso, o el tenedor para comer.

Pero seguro que hay más.

Axarquía Salud