Ya sabemos que esta enfermedad es un pozo sin fondo.

Y gran parte del pastel se relaciona con las complicaciones de la misma. Una diabetes mal controlada, eleva el coste de su mantenimiento por varias veces.

Un pie diabético, una retinopatía diabética, una insuficiencia renal diabética, …. es más costoso que el tratamiento habitual para evitar que aparezcan estas complicaciones.

Volvemos a lo mismo. UN BUEN CONTROL EVITA CASI TODAS LAS COMPLICACIONES.

Axarquía Salud