La carta no tiene desperdicio. Solo les deseo a los responsables, que pasen por lo mismo que nosotros…

En este caso en Madrid. Todo parece bien, hasta que de repente ocurre un mínimo imprevisto, que además estaba previsto con casi 15 días de antelación.

No le deseo el mal a nadie, pero a este tipo de personas que “nos gobiernan” solo les deseo que se encuentren, ellos o sus familiares, en las mismas situaciones que nosotros. Aunque seguro que en ese caso todo seria “COLOR DE ROSA”, y todo tendría solución.

Que vergüenza!!

Axarquía Salud