Encontrarse de golpe con esta enfermedad es un golpe muy duro. Hay que intentar calmarse, y ver las cosas tal y como son. No es una desgracia. Solo es una nueva condición.

De ahí la importancia de equipos de psicólogos que ayuden a los debutantes.

Axarquía Salud