Una buena taza de café para desayunar nos puede ayudar a controlar este enfermedad. 

Hace unos meses en una de mis charlas radiofónicas, hablábamos sobre el café y si este era perjudicial o no. En ese momento lo que había publicado era que si la persona no padecía de enfermedad cardíaca o hipertensión, se podría llegar a tomar hasta 5 tazas de café al día. Me parecía mucho entonces, pero a día de hoy hay muchos días en los que yo me las tomo…

Si además nos sirve para controlar esta enfermedad, mejor que mejor.

Aquí os dejo algo de información. 

Axarquía Salud