Es algo muy habitual.

Paciente que acuden a consultas o a urgencias, por el motivo que sea, y tras una serie de preguntas y una analítica sencilla, llegamos al diagnóstico de diabetes inadvertida. 

Hay pacientes, que ven normal, levantarse todas las noches a orinar, perder peso pese a comer grandes cantidades de alimentos, presentar heridas cutáneas que no cicatrizan a pesar de pasar el tiempo, infecciones de orina de repetición, alteraciones de la visión,…

De ahí la necesidad de acudir a nuestro Médico de Atención Primaria cuando tengamos síntomas de alarma, y no llevarnos una sorpresa. Sobretodo (y esto va dirigido a los DM tipo 2) para no dañar a nuestra «memoria metabólica», de la que hablaremos en unos días.

Axarquía Salud