Curar la diabetes tipo 1 podría estar más cerca.

Científicos del Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati, en Estados Unidos, y la Universidad de la Ciudad de Yokohama (Japón) han desarrollado islotes pancreáticosa partir de células madre humanas, que producen insulina para controlar los niveles de azúcar en la sangre, y que han resultado eficaces en el tratamiento de la diabetes tipo 1 en modelos animales (ratones), lo que podría suponer una prometedora estrategia para curar este trastorno endocrino.

Axarquía Salud