No somos dioses ni lo pretendemos…

Podemos enfermar como cualquier hijo de vecino. Pero cuando esto ocurre podemos llegar a ver la enfermedad de otra forma.

Axarquía Salud