El análisis de cientos de ensayos clínicos determinó que cada tratamiento es único .Lo “bueno” que tiene el tratamiento para la diabetes tipo 2 es que “todo lo que haga el especialista de turno”, por mucho que os pese, está bien.

Lo difícil muchas veces es dar con la tecla del fármaco que más se adapte a nuestras necesidades.

Si tuviese que dar mi voto, seguiría dándoselo a la Metformina.

Axarquía Salud