Saber ponerse la insulina puede parecer algo complicado cuando empezamos, pero a la larga es una costumbre.

Lo que tenemos que intentar es que esa costumbre sea correcta desde el principio. Si empezamos mal, luego será más difícil cambiar las costumbres.

La idea general del correcto tratamiento de la diabetes es el evitar complicaciones a largo plazo.

Axarquía Salud