Corregir las glucemias que ocasionalmente están fuera de objetivos es importante, pero es más importante corregir la tendencia a presentar repetidamente glucemias fuera de objetivos. Para ello, es imprescindible que sepas inyectarte bien la Insulina y medirte la glucemia correctamente.

Para corregir las glucemias repetidamente elevadas o bajas hay que cambiar la pauta base. Llamamos pauta base a la Insulina que el médico te ha recomendado administrarte cuando la glucemia está dentro de objetivos.

Los objetivos de glucemia deben ser progresivos y adaptados a cada persona y deben ser acordados entre médico y paciente valorando beneficios y riesgos.

Inicialmente, es necesario consultar con tu equipo médico o enfermera educadora para que te indiquen cómo modifi car la pauta y por qué. Más adelante, tú mismo lo podrás hacer sin demasiada dificultad.

Normas generales para ajustar la pauta base de Insulina

• Nunca cambies la dosis antes de comprobar que la alteración no es debida a cambios de la dieta, el ejercicio u otros factores. En el tratamiento de la Diabetes influyen otros factores además de la Insulina.
• Antes de un cambio de la pauta base debe comprobarse una tendencia; una determinación aislada no es suficiente.
• Nunca cambies la dosis en más de una de las inyecciones al día, salvo desastres.
• Inicia el ajuste tratando de adecuar la glucemia en ayunas; después ajustarás las restantes.
• Todos los cambios deben ser pequeños, prudentes, pero frecuentes.

La guía de la International Diabetes Federation recomienda ajustar la dosis cada 3 días, de 2 en 2 unidades hasta conseguir el objetivo.

Es muy importante saber ajustar las dosis de Insulina.

Axarquía Salud